QEPD Wilindoro Cacique

una feliz iniciativa de la tertulia del chivo que pronto se cristalizará con una obra de enorme calidad.

Periodistas emiten bono para adquirir libros

Curtidos hombres de prensa lanzan creativo sistema para publicar obras. Experimento empezó el pasado viernes y esta semana alcanzó una colocación estupenda. Colegas respondieron a la expectativa y se esperan más adhesiones.

El maestro Justo Linares Chumpitaz escribió una crónica que sensibilizó a la comunidad periodística de la capital. Acá reproducimos el magnífico texto de uno de los grandes representantes de la profesión en el país.

LA ILUSIÓN DE PUBLICAR UN LIBRO

Publicado: 2017-06-29

Por Justo Linares

La presente crónica trata acerca de los afanes y sinsabores que los periodistas experimentan en su propósito de publicar libros. Igualmente, acerca de la ilusión de haber encontrado la solución a través del giro de Bonos de Prepublicación. 

Al fundarse a fines de diciembre de 1963 el Club de Periodistas del Perú (CPP), gobernaba el país el presidente Fernando Belaunde, elegido luego del accidentado proceso electoral del año anterior, anulado por el golpe de Estado que destituyó al presidente Manuel Prado, por traición constitucional de las espadas, bayonetas, tanques y charreteras.

la tertulia y las visitas. a la izquierda, con emma, la entrañable viuda de humberto martínez morosini, también aparece roberto salinas (nos dejó en octubre 2016). a la derecha con la poetisa mariela dreyfus. al lado de raúl (su papá) el chivo castillo,  celinda barreto, reynaldo naranjo, justo linares, jorge sandoval, hugo chauca.

Al momento del nacimiento del club, la escena periodística estaba dividida por mitades exactas, compuestas por los dos diarios más importantes del siglo XX, ‘El Comercio’ y ‘La Prensa’. La lucha empresarial de ambos periódicos por ganar la calle, dividió también al gremio de periodistas. La historia ha demostrado que ponerse la camiseta de los miroquesadas y los beltranes, condujo solo a una absurda e inútil guerrita entre segundones.

El CPP fue el bálsamo que alivió los arañones y dentelladas. A partir de entonces, esta institución es un escenario amable de reuniones en donde prima la amistad. Tal coexistencia se demuestra, por citar un solo ejemplo, en el hecho que en el presente siglo, la presidencia la han ejercido periodistas de todos los pelajes políticos, de izquierda, centro y derecha, sin que nadie se haya llamado a gestos de asco o repudio. La relación de las doce plumas de Plata entregadas hasta hoy, de igual modo demuestra ejemplar justicia en el estricto discernimiento de méritos.

Pues bien, hace cuatro años, al cumplirse medio siglo de existencia del club, sus directivos tuvieron el acierto de proponer dejar para el tiempo de los tiempos, una evidencia histórica del paso de los periodistas por la profesión. Se acumularon artículos y la comisión encargada de seleccionarlos dio a luz un proyecto de libro realmente excelente. Refulgían allí las plumas de Cortez Núñez, Chirinos Soto, Lucho Loli, Raúl Villarán, Alfonso Tealdo, Tamariz, Humberto Castillo y más. Es decir, la constelación de la segunda mitad del Siglo XX.

El trabajo fue sometido a las exigencias usuales antes de ingresar al vientre de la impresora: lectura de textos, corrección idiomática y gramatical; diagramación y diseño; y finalmente, copiado digital.

la tertulia con colegas de toda la vida. fernando barrantes fue un anfitrión de lujo en esta oportunidad.

Sin ánimo jactancioso, como escribas nadie está más cerca de los hechos que hacen la historia que los periodistas. Es por la propia naturaleza de la función profesional que cumplen y para cuyo desempeño han sido adecuadamente preparados. A estas circunstancias hay que añadir que los periodistas son parientes cercanos de los historiadores. Nuestros relatos, nuestras crónicas son insumos que ayudarán a componer una determinada parte de la historia. Los periódicos se convierten así en fuentes indispensables para interpretar la verdad histórica.

Pues bien, cuando parecía que el proceso había cumplido todos los protocolos que le permiten entrar al olimpo de la impresora, ocurrió un bloqueo testarudo y persistente. Tocamos numerosas puertas solicitando el ingreso a prensas de nuestro precioso legado.

Inútil fue nuestra petición. Explicamos que solo deseábamos sacar ese primer eslabón destinado a hacer patente el tributo de nuestra experiencia con vistas al bicentenario. Insistimos que no perseguíamos ganar dinero con ese esfuerzo editorial. Finalmente recurrimos al Fondo Editorial del Congreso cuya directora, la congresista Condori, tampoco accedió al pedido.

Finalmente, hemos acudido a una forma de salir del embrollo. Los componentes de la ‘Tertulia Humberto Castillo Anselmi’, compuesta por periodistas cuajados en el oficio que rinden prez al gran redactor trujillano, hemos resuelto formar un fondo editorial y asumir directamente la impresión del citado libro de oro y de otros que vendrán luego en cadena.


el poeta reynaldo naranjo, gran animador de la tertulia y entusiasta del fondo editorial, celebrando un cumple inolvidable. 

Para el efecto, hemos sacado a circulación cien Bonos de Prepublicación a un costo de treintaicinco soles cada uno. La suma a recaudarse servirá para cancelar la impresión de la ‘edición príncipe’, primera edición. Cada aportante recibirá en compensación un ejemplar, así como la publicación de su nombre en una página privilegiada del ansiado libro. Tres ejemplares serán entregados a la Biblioteca Nacional para el respectivo registro de derechos de autor.

Si este esfuerzo rinde algún remanente de dinero por encima de los cálculos supuestos, pues éste servirá para iniciar un nuevo esfuerzo editorial, esta vez para la impresión del libro de criollismo escrito por nuestro distinguido contertulio Roberto Salinas Benavides, fallecido el 26 de octubre del pasado año de 2016.

La idea nos ha entusiasmado sobremanera. Nos ha devuelto a la edad dorada del juguete. Si resulta, habrá ocurrido el fenómeno de coexistencia de varios padres de una misma criatura. Si el efecto multíparo se concreta finalmente, será más que placentero tener entre manos una joya que antes ha sido absurdamente despreciada. Volverán a vivir en la calidez de nuestro aprecio todos los queridos colegas cuyo pensamiento tomó cuerpo gracias a la magia de la imprenta.

Mención especial requiere el acuerdo que honra a todos los compañeros de la Tertulia que decidimos, por unanimidad, ceder los dos primeros bonos al insigne Domingo Tamariz, hombre cargado de glorias coleccionadas desde 1949 en una vida irreprochable, como profesional y como ciudadano. Es enorme el placer que sentimos quienes viernes a viernes le vemos llegar cumplidamente a nuestras citas miraflorinas, desde su lejano hogar de Pueblo Libre, escondiendo los dolores que le producen alguna artrosis a las rodillas. Felices quienes extasiados le escuchamos narrando experiencias y desparramando el magisterio de su sabiduría. ¡Larga vida para el maestro!

Vemos que está próximo en aparecer el sol de nuestra ilusión.

Es Justo.

NOTA: La suscripción está abierta a las personas de buena voluntad que deseen auspiciar nuestro esfuerzo editorial. Llamar a César de los Heros al 990 674 827.




Escrito por

wilder buleje

Periodista. Editor del blog: www.unavozunavez.blogspot.com


Publicado en

DE FACTO

Denuncias, noticias, actualidad y política.