espera despierta

La relación establecida entre nancy lange y kenyi fujimori conduce inevitablemente hacia pedro pablo kuczynski.

Línea directa: PPK y Kenyi

No hay que ser ingenuos en política, Kenyi fue a buscar una cita con el presidente. Todo parece indicar que ya consiguió su propósito. Nancy Lange le dio su apoyo. Wilder Buleje*

Publicado: 2017-03-27

Kenyi Fujimori consiguió establecer línea directa con el presidente de la República. Lo hizo en público, en el patio de Palacio de Gobierno, gracias a la receptiva reacción de la Primera Dama Nancy Lange, esposa de Pedro Pablo Kuczynski. 

El líder de Fuerza Popular rompió el cerco construido por su hermana Keiko y destruyó, en simultáneo, la eficaz estrategia de estrangulamiento político aplicada por esos judocas de uniforme naranja del Congreso de la República.

El agobiado gobierno de PPK pudo respirar profundo después de ese día. Dejó atrás los síntomas de asfixia y ha recobrado el vigor que debió exhibir desde el inicio. Ahora solo falta la reunión entre el presidente y el futuro líder del fujimorismo.

kenyi tiene juego propio y es público: quiere ver libre a su padre.

Hasta ahora Kenyi ha jugado con las cartas abiertas. Entonces la cita con PPK, se infiere, será a la luz del día, como público será el único pedido que llevará el menor de los Fujimori: la liberación de su padre, Alberto Kenya.

Lo que decida PPK será vital para el régimen y también para el futuro del fujimorismo. Ese día, que debe llegar más pronto de lo que nos imaginamos, no solo se decidirá la suerte del expresidente. Kenyi y Keiko conocerán que les deparará el destino tras la respuesta del actual mandatario.

También el gobierno de Kuczynski sabrá si continúa con libertad para ejecutar el plan de gobierno PPK o regresa a la arena de judo político donde les espera una apretada llave al cuello para doblegarlos por asfixia.

PUNTOS SOBRE LAS ÍES

De acuerdo a una interesante nota de Paola Ugaz, publicada en IDL Reporteros, el menor de los Fujimori ya marcó su territorio. La periodista reprodujo las palabras de Kenyi durante una asamblea de parlamentarios naranjas, realizada el pasado 9 de marzo en el local de la bancada, en la cual no estuvo presente Keiko, la colideresa de FP.

“Todos ustedes se han hecho elegir por mi padre, sin embargo no hacen nada por él... pero sí se reúnen para salvar a un pedófilo y defender a un grupo de violadores; mientras que mi papá sigue en la cárcel muriéndose. ¿Por qué la bancada no ha hecho absolutamente nada por mi padre y sí hacen cuestión de estado a la hora de defender a un criminal (Luis Figari)?”.

Sin matices, ni medias tintas, Kenyi aplicó un gancho al hígado a los parlamentarios keikistas. No solo los trató de advenedizos e interesados, también les increpó su falta de sensibilidad para con el líder histórico del partido.

Kenyi ha roto con ese sector sumiso a los dictados de Keiko. Kenyi sabe hacia dónde va, los congresistas naranjas ni siquiera saben qué terreno están pisando. Ese día Kenyi no quería ninguna adhesión, solo estaba pintando la línea de los que escogerán acompañarlo o continuarán aferrados a las faldas de su hermana.

ESCENARIOS 

PPK puede decir no. Y tendría algunas razones justificadas para hacerlo. Puede traer a colación la ira del Departamento de Estado de Estados Unidos por la iniciativa de Alberto Kenya en la cumbre de mandatarios en Sao Paulo (2000), donde propuso la creación de los Estados Unidos de Sudamérica.

También podría ampararse en la animadversión intacta de la CIA y la DEA por el zarpazo autonomista de Vladimiro Montesinos por erigirse como el patrón del narcotráfico y el tráfico de armas en la subregión, con el apoyo de Alberto Kenya.

Pero ninguno de esos argumentos hará retroceder a Kenyi. El menor de la dinastía quiere a su padre libre, sin importarle el precio de la medida. Un no rotundo lo aproximaría al extremismo de su hermana Keiko y en ese escenario PPK no duraría ni un mes en el cargo.

Si PPK dice sí, en ese caso no solo liberará a Alberto Kenya, también habrá ganado un aliado incondicional en el fujimorismo. Además convertirá a Kenyi en el líder absoluto de FP y lo tendrá como amistoso compañero de viaje para el resto de su mandato. Keiko volverá a casa, se dedicará a sus hijos y a su esposo Mark.


uno de ellos se retirará a sus cuarteles de invierno. ¿quién será?

En esta opción, PPK tendrá que enfrentar una reacción cívica descomunal, pero con muñeca y contorsiones políticas debería salir bien librado. Además, la recompensa será enorme. Podrá gobernar sin sobresaltos, con un Congreso de la República a la altura de los desafíos futuros y con estabilidad política y social.

Atentos a las próximas movidas. La iniciativa hasta ahora la tuvo Kenyi. Los otros actores empezarán a mover sus piezas. Tenemos una partida abierta. No se puede descartar ningún vaticinio. Solo queda esperar.

* Periodista y editor del blog: www.unavozunavez.blogspot.com


Escrito por

wilder buleje

Periodista. Editor del blog: www.unavozunavez.blogspot.com


Publicado en

DE FACTO

Denuncias, noticias, actualidad y política.